Crecimiento Personal

now browsing by category

 

Aprendizaje desde lo Imperfecto, o desde lo Perfecto

“Permitirte vivir la experiencia del directo, te lleva a observar lo imperfecto de ti mism@, te atreves a vivir aquello que no conoces, y es ahí fuera de tu zona de confort donde te llevas el aprendizaje”.

Entre las infinitas maneras de aprender, observemos lo concerniente al aprendizaje cuando queremos ejercerlo desde lo imperfecto, y cuando desde lo perfecto.

Podemos buscar lo mejor, o podemos buscar experimentar nuestras imperfecciones, para cambiarlas y mejorarlas. La cuestión está en si me lo permito.

APRENDER DESDE LO IMPERFECTO:

Nos permite equivocarnos, pues atenderemos sobre aquello que pueda ser negativo o no sea perfecto, desarrollando así la intención de cambio, y el paso a una acción diferente para mejorarnos.

Este estilo de aprendizaje, mejora el propio desempeño, pues desarrolla capacidades y competencias por uno mismo, está en tu propia mano hacerlo. Requiere acción y evitar la costumbre de la comodidad, la que nos acomoda en que nos lo den hecho.

La ventaja se encuentra en que te facilita hacerlo desde la propia experiencia, y este recurso generado de aprendizaje podrás utilizarlo en cualquier otro momento y situación. Es un recurso universal para ti.

Así mismo, aceptas el miedo a meter la pata y equivocarte, recuperando la espontaneidad, ante el nuevo aprendizaje. Leer más …

Hablemos del EGO

► HABLEMOS DEL EGO (Pdf)

Construir la Realidad que Quieres.!

“He perdido el compromiso con mi imaginación, ahora me observo en los pasos que estoy dando, puedo ver el futuro que me acontece”

 

Cuando dejas de comprometerte con tu imaginación, dejas de bailar, y pasas a observar.
¿Qué puedes observar?. A ti mismo en lo que quieres, y en tus pasos hacia lo que quieres.

Construyes un guión, ahora generas un marco exclusivo, está en tu mano construir tu realidad, puedes elegir el siguiente paso, puedes discernir el final de la creación que quieres realizar. Acabas de colocar el compromiso en el hacer, puedes dar tus pasos en la acción, alineados con lo que realmente eres, con quien realmente eres.

Sin disponer del compromiso en tu imaginación, se genera un espacio para estar presente, y sólo en el presente puedes construir, sólo en el presente puedes dar los pasos, pero necesitamos una dirección, un sentido.

Ahora, haces hacia lo que quieres, y observas. Ahora la imaginación fluye sin limites, deja de ser un medio para el ego, para mantenerte allí todo el rato, ahora te has convertido en alguien imaginativo, pero es una imaginación que en cualquier momento que decidas se podrá transformar en realidad, por tanto dejas de imaginar ilusiones, cada vez que imaginas sabes que es real que se pueda convertir en realidad, te conviertes en un visionario.

Existe una distinción en Coaching, que dice que No es lo mismo Soñar que Visionar.

Lo que quieres parte de tu compromiso con el presente, como medio para construir, y la visión desde tu imaginación de un futuro deseable, ello te alinea para construir. Ahora puedes decidir qué quieres construir, es más, ahora puedes ser consciente de que está en tu mano decidir donde quieres ubicarte.

¿Cuantas personas conoces que viven en la expectativa?

¿cuantas personas conoces que viven en su compromiso diario?.

Si sólo vives un lado, sentirá tensión. Los que viven en la expectativa, corren y corren, al final se cansan. Los que viven en el compromiso, dejan de cambiar, se paran, se cansan o adaptan a estar parados.

Sólo hay un camino de alineación, reconocer desde donde partes, y desarrollar a través de la experiencia el lado contrario. Si vives en la expectativa, párate a comprometerte, si vives en el compromiso, ábrete a caminar en tu imaginación.

En el camino de la Formación y Supervisión de Coaches, me encuentro a muchas personas que no han desarrollado para si mismos, la competencia de construir hacia el futuro. Cuando trabajan con el Coachee o cliente, buscan la solución en el pasado. Creen que la solución al problema está en el problema, y estas personas viven sus vidas en el problema, se quedan sin recursos para observar desde otra perspectiva.

En otros casos, buscan la solución en el futuro, y se convierten en maquinas pragmáticas de dirigir al cliente al cambio si o si.

Es necesario integrar, la construcción parte del presente, y desde el presente se han de dar dos aspectos.

1- ALINEAR AL COACHEE EN LO QUE QUIERE PARA SI MISMO EN SU VIDA EN LAS SITUACIONES QUE DESEE.

2- GENERAR UN PLAN DE ACCIÓN CONSCIENTE

3- DISPONER DE UNA VISIÓN INTERNA SOBRE EL FUTURO DESEABLE.

En la 1, entra el pasado pero sólo la experiencia del pasado. En la 2, entra una elección, lo que si quieres realizar y a qué estas dispuesto a comprometerte, y en la 3, entra el futuro, toda posibilidad y la confianza y seguridad de saber que cusqluier cosa y aspecto que desees para ti, se crea y hace realidad.

No es ego ni egoísmo poder creer que tienes la capacidad de crear cualquier cosa que desees. Y también no es egoísmo creer, que de tantas opciones que da la vida y surge en ella, puedes elegir una para ti.

“Mi compromiso está en mi, y con el elijo construir aquello que deseo aportar a este mundo y para las personas, seres  y elementos que albergan en el”.

“Mi sentido común es mi máximo aliado, y siempre me lleva a la mejor opción. Cuando lo dejo de lado siento tensión. Cuando no me atrevo a ponerme de su lado, siento tensión”.

“La aceptación es mi otro gran aliado, no pasa nada, las cosas pasan y te das cuenta de que nunca tuvieron importancia, es mi miedo el que me lleva a dar importancia a cosas que no pertenecen al Ser del Humano. Es mi ego el que me utiliza para hacerme creer que hay conflictos y que vendrá sufrimiento.
Es el ego el que me prepara para sufrir el próximo futuro que aparezca en mi presente. Es el ego el que me crea mi vivencia posterior, me prepara.”

Si no quiero sufrir, sufro, si quiero sufrir, sufro.

Si quiero ser feliz, soy feliz, si no quiero ser feliz, me hago feliz.

Es cuestión de creer, creer que la realidad que ocurra está en tu mano, y para ello hay que salir del pasado, diferenciarlo, le pusimos una etiqueta un día, y hoy vuelve y vuelve lo mismo, ¿no estas cansad@ de ello?. Y lo nuevo que ocurre hoy, decides ir al pasado, identificar donde te ocurrió, y auqnue no fuera parecido a ello, decides que es lo mismo. Simplemente fue un mecanismo de defensa para sobrevivir, hoy está obsoleto. Ver lo nuevo, aquello que te resuena como nuevo, implica no llevarlo al pasado, no buscar ne tu experiencia guardada en tu memoria, implica dejarlo tal cual está, aceptarlo y observarlo con transparencia.


Buen día a tod@s.!

Humberto Varas