«En un Sueño hay pensamiento que genera partes en el…

¿Por qué nuestra mente genera partes de nuestros sueños?.

 

Te pongo un ejemplo que me ha pasado. Mi hermano se compró un coche nuevo, chulo, deportivo y lo tenía como decimos aquí, como oro en paño, lo cuidaba mucho, era la niña de sus ojos, la novedad, importante para el.

 

Diez días después de haber estado juntos en un viaje familiar,  tuve un sueño. En el, hablábamos de ir juntos  a un lugar dentro del mismo, teníamos que coger un coche. En ese momento el me decía que no quería ir con su coche, porque en esa zona cerca del lugar  la carretera no estaba asfaltada.

 

En el sueño lo asocié a la vergüenza que podía tener de mostrar el coche tan chulo y se lo dije. Sin embargo al despertar me di cuenta que se refería a l cuidado y no deterioro del coche.

 

La cuestión es, que esa parte de que el no quería ir fue añadida por el sueño, que diez días antes la experiencia había sido real con el, la importancia del coche para el, pero el que quisiera evitar usarlo y el que se pudiera deteriorar fue diferente al contexto real. ¿quién lo había añadido?.

 

Esa conexión interna cuando estas soñoliento entre la consciencia de lo real y lo que nuestra mente puede imaginar, me da respuestas. Fue creada por mis propios pensamientos creativos que interactúan dentro del sueño. Se puede determinar que hubo creatividad en mi sueño, hubo una parte en el creada por pensamientos creadores que vinieron conectando desde una experiencia real, crearon una simulación y experiencia en el.

 

Conclusión: Ello significa para mi, que mi propio pensamiento por si mismo sin ser consciente, activó una creatividad mientras soñaba.

 

¿Podría decirse entonces que el pensamiento creativo actúa en el ser humano en cada sueño?. Y si es así, ¿es el sueño un constructo mental?.

 

Creo que pueden ir por ahí los tiros.
Porque he tenido en 2007 una experiencia de diez días de iluminación como la de Edgard Tolle, y en ella no existía soñar al dormir, era un acto directamente a un vacío sin más, donde dejabas de existir, y luego despertabas a la vida.  En 11 días hubo cero sueños.

 

En este contraste de experiencias personales porque soy consciente de que ocurrieron, observo dos experiencias, la del vacío y la de la creatividad.

 

Desde mi experiencia personal podría decir  que los sueños son un constructo mental.

 

Sin embargo, ello no quiere decir que seamos capaces de tomar consciencia desde un sueño, encontrar una metáfora con respecto a nuestra vida real y que nos ayude a generar una información valiosa que provoque cambios y desarrollo para nuestra vida.

 

Humberto Varas.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta